Inicio   /   Destacadas  /  País  /  Politica  /  Economia  /   El sector privado perdió 140 mil puestos de trabajo formales y se profundiza el desplome
El sector privado perdió 140 mil puestos de trabajo formales y se profundiza el desplome

Son datos oficiales del Ministerio de la Producción nacional. Entre agosto de 2018 y el mismo ms de este año la caída del empleo alcanzó los 125 mil puestos, con una leve recuperación en el sector público y los monotributistas. La industria manufacturera y el comercio, entre los sectores que más perdieron. Los conflictos se siguen multiplicando cada día, y prometen aumentar de acá al final del macrismo.

Para los oficinistas distraídos, la escena parecía más una intervención artística que una protesta sindical. Disfrazados como los personales de la popular serie de la TV española “La Casa de Papel”, los trabajadores de la papelera Kimberly-Clark protestaron en Plaza de Mayo por el cierre de la planta ubicada en Bernal, provincia de Buenos Aires. Los empleados llevan unos 40 días de ocupación en el lugar, reclamando la reactivación de la producción, suspendida de manera unilateral por la multinacional, bajo el argumento de la crisis económica. Los más de 200 cesanteados se suman a unos 140 mil que perdió el sector privado en el último año, según datos oficiales del Ministerio de Producción nacional, difundidos esta semana.

La pérdida de puestos formales es una de las más altas del gobierno de Mauricio Macri, que dejará la Casa Rosada en diciembre con números “al rojo vivo” en materia de empleo. En el mismo período, hubo una pequeña recuperación en el empleo público y los monotributistas, que llevaron el desplome de los trabajadores registrados a 125 mil. Esta semana, peligran más de 50 puestos laborales en San Martín, y una aceitera paralizó su producción.

El último informe del Ministerio de Producción nacional contabilizó 140 mil puestos de trabajo registrados perdidos entre agosto del 2018 y el mismo mes de este año. “Esa cifra fue atenuada por la incorporación de trabajadores en el ámbito estatal y monotributistas sociales. Tras la devaluación post PASO el escenario de crisis se ha agudizado por lo cual se puede prever un mayor deterioro de todos los indicadores”, destacó el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Por estas incorporaciones, la pérdida de puestos laborales asciende en ese período a 125 mil, una de las más altas en los últimos años. Los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) “se contabilizaron 12.106.981 trabajadores registrados en todo el país, lo que representó una merma de 125 mil puestos (-1 por ciento) frente a igual mes de 2018 y una mejora de 0,1 por ciento respecto a julio último, en este caso en base a datos provenientes”.

El mercado laboral sigue en franco deterioro, y ejemplos no faltan. En el caso de Kimberly-Clark, los empelados llevan 40 días tomando la planta de Bernal, en el partido de Quilmes. La protesta de este martes buscó visibilizar la pelea que llevan adelante, y para reclamar a las futuras autoridades de la provincia de Buenos Aires que intervengan.

En este sentido, los trabajadores difundieron una carta abierta al gobernador bonaerense electo Axel Kicillof para que tome cartas en el asunto. Los cesanteados pidieron “una reunión urgente en busca de una salida positiva que ponga en funcionamiento nuevamente la fábrica manteniendo todos los puestos de trabajo”. El texto de la carta abierta, que incluye al presidente electo Alberto Fernández, recalca que “buscamos con esta legítima medida gremial proteger las máquinas e instalaciones donde desenvolvemos nuestras tareas laborales diariamente, en algunos casos desde más de dos o tres décadas”.

Los trabajadores elaboraron un proyecto para reactivar la producción, y la difundieron entre distintos bloques políticos del Congreso, en busca de apoyos. Hasta el momento, le confirmaron a Gestión Sindical los delegados de la firma, ni las autoridades abiertas ni los bloques políticos respondieron a los pedidos.

En cuanto a los sectores que más perdieron empleos según el informe de Producción, en agosto las mayores bajas se registraron en la industria manufacturera (-4,9 por ciento), Comercio (-3,7), y transporte, almacenaje y comunicaciones (-3,2). En cuanto a los sectores con mayor crecimiento del empleo, se destacaron la explotación de minas y canteras (+5,3 por ciento), pesca (+3,8), agricultura, ganadería y sivicultura (+0,8); y enseñanza (+0,3). Por ubicación geográfica, las principales caídas se verificaron en Tierra del Fuego (-10,2 por ciento), Catamarca (-6,9), La Rioja (-5,6), Formosa (-5,4), Santiago del Estero (-5), Chaco (-4) San Juan (-3,6). En tanto, apenas en seis provincias subió el empleo, con 18 en donde se dieron caída. Las que tuvieron alzas en términos interanuales fueron Neuquén (+4,9 por ciento), Salta (+1,5), Jujuy (+1,1), Santa Cruz (+0,7), Corrientes (+0,5) y Chubut (+0,2).

Como viene sucediendo en estos años, todos los días se producen nuevos cierres de unidades de trabajo, que suman desocupados a la lista oficial. En estas horas, por ejemplo, la firma gráfica Ipesa despidió a 54 personas sin indemnizar. Según contó Carolina Bellagamba, este miércoles los cesanteados realizarán una protesta en la puerta de la planta, ubicada en el barrio de barracas, en la Ciudad de Buenos Aires, donde se pedirá la reincorporación de los trabajadores, o el pago de la correspondiente indemnización.

Cerca de allí, en la planta de Coca-Cola, trabajadores despedidos en lucha junto a la Comisión de Mujeres y la agrupación Marrón en aguas gaseosas, opositora a la conducción del sindicato, realizarán una radio abierta frente a las oficinas de la multinacional, a partir de las 7 de la mañana.

En tanto, en el barrio de Abasto, los despedidos de Novo, una fábrica de alimentos con asiento en el partido bonaerense de San Martín, resisten el remate del lugar, luego de tres meses de estar paralizada la producción. Allí se busca crear una cooperativa para continuar con la actividad, pero la justicia quiere vender la ubicación un supuesto grupo inversor.

Notas Relacionadas