Inicio   /   Gremial  /  Politica  /  Destacadas  /  Sindicato  /   Despidos en la gráfica Ipesa de Barracas
Despidos en la gráfica Ipesa de Barracas

Arrancó octubre y arrancaron los despidos en Ipesa. Aduciendo que la industria gráfica se encuentra en crisis tecnológíca y por el contexto macroeconómico, la patronal recurrió a la receta que mejor saben aplicar los empresarios: despidos y flexibilización laboral.

Son muchas las patronales como Ipesa que aprovechan la situación para despedir y aumentar los ritmos de producción, en pos del tan mentado objetivo de “bajar costos laborales”. Los mismos que la juntan en pala durante los períodos de crecimiento económico son los que, ante el menor indicio de crisis, hacen pagar a los trabajadores con la pérdida de la fuente de trabajo.

En un primer momento Ipesa optó por ofrecer retiros voluntarios. Ante la evidente falta de “voluntarios”, la empresa se inclinó directamente por despedir. Los trabajadores rechazaron en asamblea el atropello patronal. Sin embargo, producto de las presiones ejercidas, hubo quince compañeros que aceptaron la indemnización.

Los trabajadores realizaron la denuncia correspondiente ante el Ministerio de Trabajo y se encuentran en estado de alerta exigiendo la reincorporación de los compañeros que quieren defender su puesto de trabajo.

Los trabajadores protestan en la puerta de la planta ubicada en el barrio de La Boca para rechazar los despidos de 54 operarios.

La mayoría de los operarios tienen más de 15 años de antigüedad.

“Acá imprimimos las boletas para las elecciones y dos días después de votar nos echaron”, expresó Guillermo, uno de los despedidos.

Fueron anunciados 54 despidos en Ipesa, la imprenta de Lerner que imprime las revistas de Publiexpress. “Los compañeros gráficos estamos en asamblea permanente desde el miércoles”, contaron.

IMG-20191106-WA0007

GRÁFICOS / Conciliación obligatoria en el conflicto de la gráfica IPESA

La Secretaría de Trabajo dictó la Conciliación Obligatoria en el conflicto en la gráfica IPESA que días atrás despidió 54 trabajadores. Tomó la decisión tras una audiencia entre autoridades de la Federación Gráfica Bonaerense, delegados gremiales y responsables de la empresa en la que no se llegó a un acuerdo. En rechazo a los 54 despidos se realizó una movilización a las puertas de la Secretaría de Trabajo.

En el tramo final del Gobierno de Mauricio Macri, continúan los despidos en forma masiva. La gráfica IPESA busca desprenderse de la mitad de sus trabajadores en base a la presentación de un Proceso Preventivo de Crisis rechazado por la Federación Gráfica Bonaerense.

Juan Litwiler, secretario de Organización del gremio, señaló que “la empresa abrió un procedimiento de crisis en la secretaría de Trabajo, pero para despedir trabajadores ya que ni siquiera esperó la primera audiencia en la secretaria” y aclaró “la misma se está desarrollando ahora, sino que directamente licenció a 54 trabajadores”.

Desde la FGB hemos rechazado el procedimiento de crisis, hemos rechazado la falta de trabajo que ellos argumentan, hemos pedido que reinstalen a todos los compañeros y que eventualmente dispongan de un retiro voluntario por si algún compañero se quiera acojer de forma voluntaria, pero nosotros defendemos las fuentes de trabajo” sostuvo el dirigente gráfico.

Acompañando a la audiencia se realizó una movilización promovida desde el gremio gráfico en solidaridad con los despedidos. Allí recibieron el apoyo de gremios de la Corriente Federal de Trabajadores, entre ellos el diputado nacional y dirigente curtidor Walter Correa, además del diputado en la provincia de Buenos Aires Miguel Funes, entre otros.

Vale destacar que la actividad gráfica fue duramente golpeada durante los cuatro años de macrismo. Desde el gremio informaron que se perdieron más de 3.500 puestos gráficos y que cerraron 350 pymes en el rubro en Ciudad de Buenos Aires y Conurbano bonaerense para el mismo período.

Desde la Corriente Federal de Trabajadores, gremio que integra Federación Gráfica Bonaerense, vienen advirtiendo por el crecimiento de los despidos. Desde fuentes gremiales creen que la agudización de las cesantías es una maniobra de las empresas de cara al Acuerdo Social planteado por el gobierno entrante. Estas realizan ajustes previendo que en dicho acuerdo se generen mecanismos para evitar despidos.

IMÁGENES / PRENSA FEDERACIÓN GRÁFICA BONAERENSE

Notas Relacionadas