Inicio   /   País  /  Economia  /   Menos subsidios, más especulación
Menos subsidios, más especulación
Download PDF

Entre 2011 y 2015, los subsidios a los servicios públicos a nivel mundial aumentaron más del 25%. En ese último año, la media de subsidio por habitante era de 640 dólares anuales.

Uno de los mensajes centrales de las usinas -macristas- de pensamiento en Argentina fue el de que el Estado gastaba demasiado en subsidios, que eran muy altos. En el año 2015, la media de subsidio por habitante en nuestro país era de 413 dólares, un 35% menos que la media mundial. Si tomamos como ejemplo los países que Cambiemos usa como referencia, la diferencia es peor aún. Por ejemplo Estados Unidos otorga 2177 dólares per capita en subsidios. Esto representa alrededor del 3,8% del PBI; China usa el 20% de su PBI en subsidios. Argentina destinaba cerca del 3% en 2015, luego de los brutales ajustes estamos alrededor del 2%, la idea de Cambiemos es llegar al 0%.

La mayoría de estos datos fueron tomados de un informe del FMI, que le pide a Argentina continuar ajustando mientras que a Estados Unidos no le dice nada, aunque su Congreso discuta año a año -casi semestre a semestre- los montos del presupuesto y el techo del endeudamiento. Por su puesto, si es el centro de la especulación financiera que justifica la existencia del FMI.

Haciendo a un lado el hecho de que el PBI argentino, teniendo en cuenta la inflación, no ha crecido en estos últimos años, a dónde va ese “ahorro” producido por Cambiemos. Si el ajuste de Aerolíneas iba a dar a luz a trillones de jardines de infantes, por qué los diarios solo hablan de escuelas y cursos que cierran por todo el país.

Una parte queda en manos de los monopolios locales, como la Anónima -propiedad de la familia de Marcos Peña y Miguel Braun- o Farmacity -fundado por Mario Quintana-. Otra parte se exporta a bancos en el extranjero o a cuentas off shore. Para esto último daremos una lista de nombres que el lector puede buscar en google o en esta misma revista para saber quiénes son, adelantamos que son todos funcionarios de Cambiemos. Valentín Díaz Gilligan, Jorge Macri, Claudio Avruj, Néstor Grindetti, Luis Caputo, Juan José Aranguren, obviamente Mauricio Macri y podemos agregar funcionarios “extraoficiales” como el operador judicial Daniel Angelici y el asesor de obra pública Nicolas Caputo.

Otra parte, quizás la más importante, es la especulación financiera, que también se termina convirtiendo en exportación de capital. Por ejemplo, el pasado miércoles, ante la exigencia de los grandes fondos de inversión, el BCRA 1.472 millones de dólares, lo que mantuvo más o menos estable la cotización pero dolarizó a los especuladores. Solo 24 hs después, la divisa se devaluó, lo que le dio pingues ganancias a quienes habían comprado dólares baratos poco tiempo antes.

Así, solo entre el lunes y el viernes de la semana pasado, los especuladores se hicieron de 4.343 millones de dólares. Se sospecha que el principal impulsor de la corrida fue la JP Morgan, que también tiene a expempleados haciendo de funcionario en la actualidad. Igual, para tranquilizar la gula especulativa, subieron la tasa de interés de las LEBACS arriba de los 30 puntos.

Varios diarios se preguntaron quién había sido el ganador de esta pulseada, si el gobierno o los especuladores. Ambos, porque en realidad son la misma cosa.

Notas Relacionadas