Inicio   /   País  /   De Melconian a González Fraga: del gorila menemista al gorila radical
De Melconian a González Fraga: del gorila menemista al gorila radical
Download PDF

Cuentan que durante la época de Nerón, el Emperador, incapaz de dirigir el Imperio, dejaba el gobierno en manos de sus libertos. Según Clarín, el Presidente Macri lo ha dejado en manos del trío Peña-Quintana-Lopetegui, de quienes el mandatario dijo que “son mis ojos y mi inteligencia”, haciendole una escasa justicia a estos personajes que, sin duda, son competentes en lo suyo, aunque esto sea una competencia contraria al interés nacional.

Estos individuos acaban de echar a Carlos Melconian, tal como hicieron antes con Prat Gay. Estas maniobras palaciegas, tienen como razón principal, cercenar la independencia de criterio del ex Presidente del Banco Nación.

Según el periodista del Diario Clarín Gustavo Bazzan, la causa de su despido se debe a que el mencionado trío de “libertos” se cansó de escuchar el permanente “discurso crítico” de Melconian.

¿Y cuáles eran esas críticas? Pues resulta que Melconian devino un infiltrado ultraizquierdista en el gobierno de Cambiemos, casi tan peligroso como el “keynesiano” Prat Gay, según el sensible paladar ideológico de los Mayordomos de la Rosada.

De acuerdo a Clarín, a Melconián “no le gustó la apertura inmediata del cepo cambiario, ni la unificación cambiaria que se aplicó ese mismo día. A pesar de que Melconian estaba más cerca de quienes pedían ‘shock’, en este caso hubiera preferido el gradualismo.”

El despedido titular del Banco Nación quería evitar el “fogonazo inflacionario” de los primeros meses del gobierno de Cambiemos.

Sin embargo, sí estaba a favor del tarifazo de los servicios públicos, para avanzar en el recorte del déficit fiscal.

La razón es que Melconian está a medio camino entre los grandes terratenientes sojeros y exportadores, que querían devaluación, y el capital financiero extranjero, que quería destruir el menor rastro de controles estatales del mercado cambiario y, por ende, de cualquier política nacional de manejo de la divisa.

De hecho, Melconian es una suerte de “populista” dentro del macrismo. Recuérdese que era el candidato que tenía el doctor Menem para Ministro de Economía en 2003. En otras, palabras, es un gorila menemista, que expresaba la dolarización, y la tentativa de restaurar la perdida comunidad de negocios de los años ’90.

Como sabemos, la ruptura temporal entre ambos bloques dominantes (exportadores y terratenientes de un lado, capital financiero y extranjero del otro), tardó casi una década en reconstruirse, para restaurarse y llevar a Macri a la Presidencia, aunque con una hegemonía decisiva dentro del mismo por parte de los elementos más concentrados, especulativos y volátiles de las finanzas. No es casual que el Presidente tenga más de cincuenta empresas y cuentas offshore en los paraísos fiscales.

Concretamente, Melconian está más cerca de Cavallo que de Martínez de Hoz, que expresan las dos alas históricas de la conducción económica de los gobiernos oligárquicos argentinos desde 1976.

Ahora, en cierto sentido, Macri, o mejor dicho sus vicarios (o vicarios de sus patrones), mientras se acercan cada vez más a Martínez de Hoz (Dujovne), van retrocediendo en la Historia.

Pasan del gorila menemista al gorila radical: Gonzalez Fraga es el nuevo Presidente del Banco Nación.

Este individuo, un integrante de los “intelectuales de Mauricio” (como ya explicamos en artículos interiores), fue el candidato a Vicepresidente de Ricardo Alfonsín, el desmejorado hijo del ex Presidente de la República, el socialdemócrata Raúl Alfonsín, quien inspiró a Alfredo Cornejo (Gobernador de Mendoza) a meterse en política: el ejemplo de don Raúl fue enfrentar la recuperación de las Malvinas, como un buen ciudadano europeo. Luego, don Raúl renunció a la Presidencia, y su sucesor Carlos Menem designó a Gonzalez Fraga al inicio de su mandato al frente del Banco Central de la República Argentina.

El papel de Gonzalez Fraga al frente de la política monetaria fue tan brillante que la hiperinflación coronó su gestión, en los dos breves períodos que estuvo al frente de la entidad.

Luego seguiría al frente de distintos organismos del sector financiero.

Ejemplos como Cavallo, que estuvo con la dictadura, Menem y De la Rúa; o Machinea (Alfonsín y De la Rúa), inspiran los casos de Melconian (menemista macrista) y ahora Gonzalez Fraga (¡radical menemista macrista!) con lo que queda probado que, como decía Jauretche, “estos médicos no se proponen curar al enfermo, sino matarlo”.

Como premio por su destacada carrera al servicio de los intereses antinacionales y antipopulares, Cambiemos, es decir la dictadura financiera, pone a González Fraga y pasa de los noventa a los ochenta, expresando así su índole profundamente reaccionaria, y metiendo a la Argentina no en el porvenir, sino en el pasado aborrecido pero coincidiendo, eso sí, con el “escéptico profeta europeo”, en que entramos retrocediendo.

Etiquetas

Dr. Gabriel Delgado
Dr. Gabriel Delgado
Abogado (UNCuyo). Profesor
Notas Relacionadas

Deja tu comentario