Inicio   /   Mundo  /   Masiva huela contra el Macri francés
Masiva huela contra el Macri francés
Download PDF

g6

 

El gobierno de Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, se enfrenta a una masiva huelga impulsada por los trabajadores ferroviarios y con numerosas adhesiones, en respuesta a su intento de reforma del sector que les compete.

Con la excusa del excesivo gasto fiscal que el sistema de transportes genera, el gobierno pretende avanzar sobre una serie de puntos controversiales: ampliación de la edad jubilatoria para los ferroviarios, abrir el sector a la competencia con otras empresas, y la transformación de su compañía en sociedad anónima (lo cual abre la posibilidad a la privatización solapada del servicio a través de la compra de acciones).

36 horas de huelga, masiva paralización del servicio, estudiantes y obreros de otros sectores solidarizados con el reclamo, han puesto en jaque a las intenciones del gobierno que al parecer desistiría de aprobar las reformas por decreto y las sujetaría al ámbito parlamentario.

Es importante esta batalla para el gobierno francés, porque de salir airosos podrían avanzar sobre otros dos delicados aspectos: reforma del sistema educativo y del sistema previsional.

Gobernando con el mismo manual que el gobierno argentino, se propone doblegar a los sindicatos. Por ahora, la opinión pública es adversa a la manifestación (imaginemos la versión francesa de “no puedo transitar libremente”, “está bien el reclamo, pero que se manifiesten en la vereda”, o “toman al pueblo de rehén y no puedo ir a trabajar”),aunque en los últimos días la adhesión ha ido creciendo. La más reciente medición arrojó que el 46% de los franceses apoyan el reclamo.

Pero si en el siglo pasado los tilingos argentinos imitaban las últimas modas de la burguesía francesa, pareciera que ahora la tortilla se dio vuelta. Macri le ganó de mano a Macron a la hora de llevar adelante la reforma previsional, la tributaria y el ajuste generalizado. Sin embargo, esto no debe malentenderse. De ninguna manera la burguesía francesa imita el plan de gobierno de la tilinguería argentina. Es el sistema financiero internacional el que les dicta a ambos lo que deben hacer: reducción de la inversión pública que, como sabemos, tiende a redistribuir la renta nacional, contracción de la mano de obra empleada para abaratar salarios, aumento de la edad jubilatoria para maximizar beneficios y reducir inversión estatal, abrir todos y cada uno de los nichos de negocios al capital financiero. Y para los laburantes, palos hasta que se disciplinen.

El Macri francés, Macron, confirma lo que de este lado del Atlántico sabemos hace rato: el Ajuste requiere represión.

Notas Relacionadas