Inicio   /   Latinoamerica  /   ¿Por qué ganará Maduro en Venezuela?
¿Por qué ganará Maduro en Venezuela?
Download PDF

rin-NICOLAS-MADURO-

El desaliento abruma al Departamento de Estado, a sus empleados venezolanos, brasileños y argentinos, y a todo el complejo mediático y académico que monopoliza la cultura suramericana. ¿Por qué volverá a ganar el chavismo? ¿Cómo terminar con esa extraña dictadura apoyada en millones de votos y en la expresión soberana de la voluntad general del pueblo?

El despacho periodístico que tenemos sobre la mesa se titula: «Nuevos sondeos posicionan a Maduro como favorito» e informa sobre la última encuesta previa a las elecciones generales del 20 de mayo que da como ganador seguro al presidente Nicolás Maduro. El candidato que le sigue está a más de 20 puntos de diferencia. «…el estudio fue realizado por la empresa International Consulting Services entre el 20 de abril y el 4 de mayo, con una muestra de 3000 casos en Caracas y 23 distritos. Los resultados que arrojó son que un 55,9% de los votos se inclinan para el Frente Amplio de la Patria que lleva a Maduro como candidato; seguido de lejos por Henry Falcón, apoyado por Avanzada Progresista, Movimiento al Socialismo y COPEI, con 25,4%; y más abajo, con el 16,2%, a Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio.»

De esta forma la democracia venezolana se afirma frente al golpismo norteamericano y de los gobiernos títeres como el encabezado por el (cada vez más fantasmal) Mauricio Macri.

Sin embargo en los países “libres” como la Argentina, donde rige la democracia de Clarín, la trasparencia offshore y la república sojera y financiera, no falta el extrañado que no comprenda cómo un gobierno con la inflación astrónomica que afronta Venezuela pueda ser votado nuevamente y, en contraste, “la esperanza del cambio” del macrismo se viene abajo como c…astillo de naipes.

La razón es que la crisis venezolana es consecuencia de la guerra económica, el bloqueo y la agresión yanqui. El movimiento revolucionario en el poder ha explicado el conflicto, y la explicación ha llegado a lo profundo de la conciencia política de las clases populares. Por eso, debido a su calificada cultura política (en términos del general Perón) la democracia movilizada chavista aplastará con millones de sufragios a la rosca oligárquica y al capital foráneo el próximo domingo.

Lejos de entregar el dominio de la economía a las finanzas extranjeras, el gobierno de Maduro reforzó la soberanía política por medio de la convocación de la Asamblea Constituyente y pugna por la independencia económica, por medio de la unión del pueblo y el ejército en la lucha contra el desabastecimiento, el boicot y el bloqueo.

Y la vigencia de la democracia revolucionaria es tan plena que el Poder Electoral (independiente de los otros tres) solicitó que las Naciones Unidas controlen la transparencia de las elecciones; a lo que se negó Estados Unidos, proponiendo como veedores a Perú, Argentina, Brasil y Colombia.

Todo lo contrario pasa en nuestro país: el capital concentrado de todo tipo (financiero, sojero, minero, mediático) goza de pleno imperio y dominio del aparato estatal, manejado por un puñado de delincuentes offshore liderados por Macri y asociado a la nueva “gente decente” de provincias, como Cornejo en Mendoza, que expresan la financiarización, concentración y extranjerización de las economías regionales.

El resultado está a la vista y todavía puede ser peor: el macrismo antinacional nos endeudó a cien años, ahorcó la industria argentina y, al derribar la producción criolla, y promover la especulación financiera, además de eliminar impuestos a las actividades que generan divisas, la consecuencia es un déficit fiscal que sólo se tapa con deuda pública, que hoy ya no se puede pagar y, ante el “no” de Wall Street, el gobierno fue con la escupidera al FMI.

Por lo tanto, en Venezuela, pese a la crudeza de la situación provocada por la agresión norteamericana, el pueblo defiende y vota al gobierno popular. Por eso ganará Maduro. En cambio, aquí, el pueblo argentino pronto se encargará de Macri y sus Ceos./

Escuchar informe

Etiquetas

Notas Relacionadas