Inicio   /   Sin categoría  /  Mundo  /   ¿El futuro del macrismo se avizora en España?
¿El futuro del macrismo se avizora en España?
Download PDF

descargaAcaban de echar al presidente del gobierno en España, aquel que se encargó de hacer sufrir a los españoles el peor de los ajustes.

Mariano Rajoy fue destituido por una moción de censura que convirtió en jefe del Ejecutivo a Pedro Sánchez. Cuenta Ámbito: “El líder del Partido Socialista (PSOE) obtuvo los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados para ponerse al frente del Ejecutivo, con los votos a favor de partidos como el izquierdista Podemos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y los independentistas catalanes Esquerra Republicana y Partido Demócrata Europeo Catalán.

(…) Con la votación pone fin a una semana de infarto en España. El PSOE presentó la moción el pasado viernes a raíz de la sentencia judicial de uno de los casos de corrupción más importantes de las últimas décadas en el país, que salpicó al PP. ”

Luego de años de desahucios, recortes estatales, flexibilización laboral y altos niveles de desempleo el reaccionario gobierno de Rajoy no da para más. Las sentencias judiciales por corrupción que se han acumulado en su partido son sólo un detalle. Luego que la banca en España provocara la crisis vía especulación financiera (especialmente la burbuja inmobiliaria), Rajoy decidió protegerlos cuando llegó al gobierno. Nuevas expresiones políticas surgieron en el contexto de la crisis por izquierda y derecha (Podemos y Ciudadanos respectivamente) en una sociedad descreída de la política.

El saqueo al pueblo español llegó a un punto insostenible y todo el aparato cultural que sostenía al gobierno entreguista y corrupto ha sido insuficiente. Hoy la salida del gobierno fue impulsada por un conjunto de partidos encabezados por el PSOE y secundado por Podemos. Por ahora a la cabeza del gobierno ha quedado el mismo partido que gobernó durante los inicios de la crisis y antes de la llegada de Rajoy. Quedará ahora ver si se redimen ante a su pueblo.

El destino del país se decidirá en las elecciones próximas, donde se debatirá entre la continuación de las políticas de ajuste (vale decir la servidumbre a la banca europea) y un futuro distinto para el país, uno que ojalá sea más justo para sus clases más postergadas.

¿Cuánto pueden soportar los gobiernos como el de Rajoy, cuando las numerosas expresiones de la sociedad lo rechazan? ¿Será éste un ejemplo del límite al que llegan los gobiernos adictos a la banca y las multinacionales?

Notas Relacionadas